¿Qué necesitamos más: computadoras o contenidos?

Hoy en la Historia

  • En 1600 las islas Malvinas fueron descubiertas por el neerlandés Sebald de Weert.
  • En 1841 falleció la destacada oftalmóloga Laura Martínez de Carvajal, la primera mujer graduada de médico en Cuba.
  • En 1880 se produjo el primer discurso de José Martí en Nueva York.
  • En 1965 murió el ex primer ministro británico sir Winston Churchill, Premio Nobel de Literatura en 1953.
  • En 2004 falleció en La Habana la destacada actriz y directora de teatro, Raquel Revuelta.

Tomado de Ecured

Ideas para la Informatización
Por Elio Antonio


Presentación de idea para la informatización en Guantánamo.

Presentación de la concursante Layanis Olivares, Subdirectora de Informatización de la Dirección Provincial de Educación y miembro de la Unión.

El sábado 17 de diciembre, en uno de los salones de reuniones del moderno edificio que acoge la Asamblea Provincial del Poder Popular se efectuó el Concurso “Sueño (con) ver mi Guantánamo Informatizado”, evento promovido por la joven Unión de Informáticos de Cuba (UIC) que por esta parte del caimán, recién cumplió su primer añito de constituida. Horas después de reflexionar sobre lo allí ocurrido, tuve como percepción que la necesidad de socializar todo lo que se hace en el territorio —provincia— en cualquier ámbito fue lo más destacado en las intervenciones del auditorio. Por eso, considero oportuna como respuesta a la demanda de información por cualquier sujeto de la sociedad, la propuesta de intranet1 para Guantánamo.

Con el amigo Wilfredo Pérez2, invitado a ese evento, he conversado varias veces sobre la gestión de información y conocimientos que se realiza en la web nacional y coincidimos en que: para crear medios de publicación es necesario tener contenidos que publicar y sobre todo, contenidos dirigidos a resolver necesidades concretas que a la vez, aportarían valor de uso a la web; contenidos que nos permitan encontrar algún nivel de solución a los disímiles problemas que nos afectan. De lo contrario prevalecerá la actual incongruencia —o brecha digital—: instituciones con cuantiosos recursos —materiales, humanos, financieros e informáticos destinados a la informatización— con sitios web y servicios de correo electrónico sin lograr suficiente impacto en sus procesos.

Días después me encontré con el profesor de Bioestadística y Computación Cesario Montecerín y me comentó sus apreciaciones al visitar varios blogs en Reflejos. Decía que descubrió algunos interesantes y muchos otros, que no se hacían acompañar por un diseño visual y contenidos lo suficientemente atractivos como para que fueran creados, dichos sitios. De inmediato le pedí que escribiera esas apreciaciones para difundirlas en la intranet, con la modesta intención de ir creando una polémica respecto al desarrollo de contenidos.

He querido hacer mi aporte explícito —el implícito radica precisamente en este prototipo de intranet— a los “blogueros” en cubava.cu, con una breve propuesta de cómo, atender un sitio web. Ahora, con estos intercambios de amigos ya tengo suficiente motivación para plasmar los rudimentos con los que cuento para obrar en Reflejos.

Si piensas crear un blog…

Lo primero es entender que un blog no es un medio tan solo para publicaciones movidas por la individualidad, aunque esto sea lo que caracteriza su uso en Internet —red que tomamos como arquetipo para construir sitios y/o servicios. Sobre un blog pueden trabajar varios tipos de usuarios: un administrador —preferentemente un conocedor de diseño web: algo así como un webmaster—, subcritpores, colaboradores y autores —referencia WordPress. Detrás de un blog puede haber un “bloguero”3 y funcionar bien: “La esquina de Lilith” por Lilibeth Alfonso y “La presilla del Cemi” por el joven coterráneo Daniel Ross, ambos en Internet; y otros tantos, de guantanameros también. Puede haber un equipo de trabajo como en Cubadebate —inmenso en profesionalidad— y por supuesto, funcionar muchísimo mejor. Pero todos, para ser exitosos deben desplegar una estrategia comunicacional coherente —si no pregunten a los miembros de la hermana Asociación Cubana de Comunicadores Sociales— desde el diseño visual hasta las ideas que se proyecten en sus artículos.

Sobre diseño no puedo escribir con autoridad, pero si puedo esbozar algunos elementos fundamentales que muy poco se tienen en cuenta:

  • Seleccione un tema —o plantilla— que este afín con los contenidos del sitio.
  • La Verdana es el tipo de fuente —letra— diseñada especialmente para pantalla.
  • Para evitar el cansancio del músculo ocular las líneas de texto no deben ser extensas y el interlineado a espacio y medio (150%).
  • No utilice justificación —alineación a ambos lados—, la escritura en bloque es solo para impresiones.
  • Utilice imágenes que aporten información y acompáñelas con datos al pie de imagen: tales como la fuente de su obtención.
  • Haga un uso correcto del idioma. Primero puede escribir en un buen editor de texto y luego copiar el artículo revisado en la página web.
  • Utilice correctamente los widgets: desestime calendarios, entradas y comentarios más recientes, entre otros que no aporten valor agregado al sitio.
  • No utilice contadores de visitas, son éticamente incorrectos en el diseño web.
  • Utilice vínculos a otros recursos ya existentes.
  • Respete las autoridades, no sea hipercrítico y brinde siempre alguna solución —recuerde a José Martí que nos dice: la crítica debe ser como un látigo con cascabel en la punta.
  • Responda a la mayoría de los comentarios. Las personas necesitamos sabernos escuchadas y se agradece el intercambio o debate en el mejor de los casos.
  • No reproduzca artículos que están disponibles en su propia red; solo diga porqué sugiere su lectura y haga un vínculo a la ubicación original.
  • No difunda contenidos ajenos a nuestra cultura, céntrese en nuestra idiosincrasia. Es mejor aportar que disentir sin causa como mucho se aprecia.

En fin, son muchas más las cosas a tener en cuenta para lograr una comunicación efectiva en la web. Estoy seguro que la ACCS nos ayudará a descubrir el camino correcto para comunicarnos y podremos reunir en un futuro no muy lejano más consejos.

Saludos;-)

 


  1. El concepto intranet que prima en la mayoría de las personas con las que he debatido por más diez años, es muy pobre para explicar lo que realmente pretendemos con este proyecto: Un sistema de gestión de información y conocimientos para el desarrollo integral de la sociedad guantanamera. No obstante lo utilizamos para referirnos de manera sencilla a algo muy complejo, sobre lo que en Cuba no tenemos experiencias previas.
  2. Especialista en telemática de la ETECSA.
  3. Entrecomillo este neologismo porque no me gusta utilizarlo, solo lo empleo para ser mejor comprendido por los que “bloguean”.

 


Espacio para Promociones
Pensamiento de José Martí

En su escritura resulta frecuente la trasgresión genérica, o sea, el desplazamiento en un mismo texto de un género a otro. Por ejemplo, una página determinada pudiera ser un artículo de prensa y al mismo tiempo un gran ensayo; o un ensayo pudiera alcanzar el lirismo de una página poética. En algunas prosas Martí era capaz de lograr efectos dramáticos como si se tratara de una obra de teatro. Además, un mismo asunto lo podía trabajar tanto en verso como en prosa. Esa es otra de las peculiaridades del estilo martiano. Veló por la pureza en el uso lenguaje, evitó adulterar su idioma con vocablos de otras lenguas. En el gran caudal que constituye su escritura no hay empleo frecuente de extranjerismos, solo los necesarios. Cuidó siempre el idioma español como legado cultural identitario de su patria y de los pueblos hermanos de Hispanoamérica.

Ordenel Heredia

Tomado de “Martí es una pasión”, ocasión del 164 aniversario de su natalicio.

 

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.